RESERVA EN NUESTRA WEB Y CONSIGUE

Mejor precio garantizado.

Aparcamiento cubierto gratis.

Tarjeta VIP La Roca Outlet Village: 10% de descuento adicional en todas sus tiendas.

· El hotel ·

Mucho más que un hotel

Experimenta la sensación de estar en un lugar único en España en el Hotel Miramar Barcelona de 5 estrellas G.L.  En un palacio artísticamente restaurado, situado en la ladera de la montaña de Montjuïc  y con vistas al Mar Mediterráneo, este hotel de lujo en Barcelona combina la grandeza de la década de 1920 con un moderno diseño contemporáneo.

Disfruta de la agradable intimidad y del servicio personal proporcionado por sus 75 habitaciones o saborea la exquisita cocina mediterránea y española en el elegante Restaurante Forestier. Tómate un café por la mañana en su terraza privada, con unas espectaculares vistas de la ciudad y el Mediterráneo. Descansa tranquilamente junto a su cautivadora piscina exterior, relájate en su Spa o da un paseo vespertino por los jardines de Montjuïc y los Jardines Costa i Llobera. A sólo diez minutos de las tiendas de moda, los restaurantes y del centro de la ciudad, ofrece una excepcional opción de alojamiento en un hotel en Barcelona.

· Historia ·

Un edificio histórico

Nuestro hotel conserva la fachada original de un antiguo palacio cuya construcción data del año 1929, cuando Barcelona celebró su segunda Exposición Universal. Si la del 1889 permitió rejuvenecer el centro de la ciudad, esta segunda hizo posible reurbanizar la zona de Montjuïc y levantar edificios de estilo novecentista que, con el tiempo, se han convertido en auténticos emblemas de la ciudad: la plaza España, el Museu Nacional d'Art de Catalunya, el Poble Espanyol y el palacio que ocupa nuestro hotel. La zona ajardinada de la exposición, que da carácter a gran parte de Montjuïc, fue diseñada por Forestier y es un auténtico muestrario de las especies más representativas de la costa mediterránea, un rincón por el que los visitantes gustarán perderse al atardecer.Levantado por el famoso arquitecto Ramon Raventós e inaugurado por el rey Alfonso XIII, el palacio acogió elegantes banquetes y bailes hasta 1959, cuando se instalaron allí los estudios de Televisión Española. En 1983 éstos se trasladaron a Sant Cugat, y el edificio quedó en desuso.En 2006, gracias a una imaginativa restauración realizada por el afamado arquitecto Óscar Tusquets , el palacio recuperó toda su elegancia y grandeza originales, a las que se les sumó una brillante decoración vanguardista y una extensa gama de servicios de lujo.Hoy en día, el Hotel Miramar Barcelona es un alojamiento exclusivo que permite al visitante acercarse a Barcelona desde un entorno privilegiado.

· Servicios ·

Una experiencia única de lujo

Ya sea su viaje por motivos de negocio o simplemente para hacer turismo en la magnífica capital europea que es Barcelona, nuestro céntrico hotel te ofrece una amplia gama de servicios y comodidades que harán de tu estancia una experiencia única de lujo contemporáneo.

Relaja cuerpo y mente zambulléndote en una de nuestras elegantes piscinas. Regálate un rejuvenecedor masaje o un tratamiento corporal en nuestro spa. Haz de tu próxima reunión un éxito inolvidable gracias a nuestro servicio de planificación de eventos.

 

Servicios del Hotel

Servicio de Recepción y Conserjería 24h

Acceso para discapacitados

Personal multilingüe

Parking cubierto

Internet de alta velocidad y Wi-Fi gratuito en todas las áreas públicas

Prensa nacional e internacional a disposición de nuestros huéspedes

Restaurante gastronómico

Bar con terraza

Spa con 3 cabinas de tratamiento (una de ellas doble).

Sauna, baño de vapor, duchas de presión y Jacuzzi.

 

Piscina interior climatizada,

Piscina exterior en zona ajardinada. .

Fitness center (De 06’00 a 23’00hrs)

Servicio de canguro (previa petición)

Room Service 24 hrs

Servicio de lavandería 

Bicicletas eléctricas Smart (Bajo petición)

Servicios de las habitaciones

Internet de alta velocidad y WIFI gratuito

TV de plasma de 47”

69 Canales internacionales

Baños de diseño que disponen de secador, espejo-lupa, albornoz, zapatillas, y amenidades de L’Occitane.